Dr. Juan Andrés Hernández Islas
InicioMéxicoInternacionalJuicios OralesVideosContacto
Juicios Orales




MITOS Y REALIDADES DE LOS JUICIOS ORALES


PRINCIPIOS DEL JUICIO ORAL:

MITO:

PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN. Muy contrario y distante a la realidad jurídica, se ha mal entendido el principio. La doctrina jurídica en general no distingue, lo que debe entenderse por "contradicción".

La reforma Constitucional, en su exposición de motivos, explica cómo debe entenderse tal principio: " c) Contradicción. La presentación, recepción y desahogo de las pruebas, así como todos los actos del debate se desarrollarán, ante juez competente y las partes, en una audiencia contínua y secuencial, salvo casos excepcionales previstos en la legislación ordinaria."

Nada tiene que ver la anterior explicación, con el genuino y auténtico principio justificante de toda controversia, llámese civil, mercantil, familiar, civil, laboral etc.

REALIDAD:

El Principio de Contradicción es fundamental y se explica así: Cuando una persona tiene un conflicto con otra, sea porque no le ha pagado la renta, un cheque devuelto, no ha cubierto el salario a que se obligó, fue afectada en su salud o en su patrimonio, acude a la autoridad para hacer saber su pretensión. Una vez que la autoridad le notifica al señalado por la afectada, éste debe contestar a su reclamo: Si su respuesta es en sentido negativo, entonces, se configurará una contradicción, que justifica y da paso a un procedimiento, sea de la materia de que se trate. 

Planteada esa "contradicción", da paso a una controversia ante autoridad, llamada Juicio, proceso, procedimiento. De tal modo, el Principio de Contradicción no es privativo del Derecho Criminal; es un principio rector, justificante de todo conflicto o controversia; independientemente de la materia que se trate.

Es tan importante y fundamental el principio que se comenta porque, de no haber contradicción, esto es, al existir aceptación, confesión o allanamiento, no habrá controversia; se podrá resolver eficazmente el asunto, sin necesidad de entrar en debate, sin pasar por alto, la posibilidad de utilizar los medios alternativos a juicio para la solución de conflictos, siempre que sean procedentes.


MITO:

PRINCIPIO DE PUBLICIDAD.

Todo juicio debe ser público, las actuaciones del juez deben ser presenciadas por cualquier persona interesada. Demostremos la falacia.

REALIDAD:

No es posible en la actualidad sostener como principio, LA PUBLICIDAD; habrá colisión de conflictos, intereses o garantías individuales tanto del probable responsable, la probable víctima y la sociedad.

EL PROBABLE RESPONSABLE: No obstante la Constitución le denomina: Imputado, no debemos utilizar lenguaje que confunda al ciudadano, no versado en cuestiones jurídicas. Entiéndase bien, las leyes son elaboradas para los gobernados y éstos, no tienen la obligación de conocer terminología jurídica rebuscada o confusa, ni mucho menos debe conocer o el totalmente ajeno a teorías importadas de otros países o latitudes, con las cuales ciertos juristas soberbios, se vanaglorian de presumir o impresionar. El probable responsable tendrá derecho a la protección de su intimidad.

 LA PROBABLE VÍCTIMA: Le denominamos "probable" porque será hasta el dictado de la Sentencia, que el juzgador determine: Si hubo delito, si existe responsabilidad; si habrá sanción, pena, castigo. Si denominamos VICTIMA desde el principio, estamos prejuzgado y dando por hecho, la comisión de un Delito, resultando innecesaria la tramitación de un proceso. La probable víctima, también tiene derecho a la protección de su intimidad.

Los referidos derechos pueden colisionarse, con el reclamo de la sociedad para presenciar los juicios, sin embargo, ambas prerrogativas están por encima del llamado: "orden público""La excepción, rompe la regla..."

Continuará...


InicioMéxicoInternacionalJuicios OralesVideosContacto